miércoles, 18 de octubre de 2017

MIRAFLORES DE LA SIERRA ENCABEZA LA LUCHA CONTRA LA CONTAMINACIÓN LUMÍNICA EN LA SIERRA DE GUADARRAMA

Como ya destacamos en otra entrada a esta bitácora, la contaminación lumínica es uno de los problemas menos debatidos y tenidos en cuenta por las administraciones competentes en el entorno de la Sierra de Guadarrama, pese a ser éste uno de los espacios naturales más amenazados del país por el impacto de la iluminación artificial. Con el propósito de dar mayor visibilidad a esta cuestión, la concejalía de Medio Ambiente y Urbanismo del Ayuntamiento de Miraflores de la Sierra ha organizado y puesto en marcha con vocación de continuidad las Jornadas sobre contaminación lumínica en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, de las cuales se han celebrado ya dos ediciones con la participación de los más acreditados expertos del país. La primera de ellas tuvo lugar en Miraflores el 4 de junio de 2016, en el centro La Cristalera, donde se presentó en nuestro ámbito territorial el proyecto Stars4All, una iniciativa encaminada a la preservación de los cielos nocturnos de la Unión Europea, y la segunda en el centro Valleinnova de Cerceda el 24 de junio de 2017. Ambas resultaron enormemente interesantes tanto por la calidad y renombre de los ponentes como por los temas tratados, que abarcaron desde la incidencia de la contaminación lumínica en la biodiversidad y en la salud humana, hasta la forma de iluminar las poblaciones situadas en el entorno inmediato de los espacios naturales protegidos, o desde la necesidad de instalar estaciones medidoras de los índices de contaminación para la posterior monitorización de los datos obtenidos, las experiencias aplicadas en otros parques nacionales, como el de las Islas Atlánticas, hasta una exposición de los sonidos de la noche a cargo del naturalista Carlos de Hita.

Miraflores de la Sierra, como casi todos los municipios del entorno del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama debe reducir sus niveles de contaminación lumínica









El codirector del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, Pablo Sanjuanbenito, junto al autor de estas líneas durante la inauguración de las I Jornadas sobre contaminación lumínica



El biólogo Joaquín Baixeras explicando el impacto de la iluminación artificial en la biodiversidad durante las I Jornadas sobre contaminación lumínica en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama 

El ingeniero Josep María Ollé, uno de los mayores especialistas del país en técnicas de alumbrado sostenible, explicando la forma de iluminar las poblaciones del entorno de los espacios naturales protegidos  


















El catedrático de Astrofísica Jaime Zamorano exponiendo su ponencia sobre monitorización de la contaminación lumínica, durante las I Jornadas celebradas en La Cristalera



Jaime Zamorano, el autor de estas líneas, Pablo Sanjuanbenito y Javier de los Nietos, alcalde de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, en las II Jornadas sobre contaminación lumínica en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama 

















Carlos de Hita durante su ponencia titulada "Los sonidos de la noche", en las II Jornadas sobre contaminación lumínica en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama























Una iniciativa precursora
En las II Jornadas celebradas en Cerceda se presentó el Plan de acción para la eficiencia energética y la eliminación de la contaminación lumínica del alumbrado público de Miraflores de la Sierra, un proyecto precursor que supone la primera iniciativa rigurosa y sistemática puesta en marcha en el entorno del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama para reducir el enorme impacto de la iluminación artificial tanto en el medio natural como en el urbano. El estudio ha sido realizado por Lumínica Ambiental, una consultora especializada en alumbrado exterior sostenible y en el control de la contaminación lumínica, con una experiencia de quince años en el sector que ha merecido el primer Premio Emprendeverde de la Fundación Biodiversidad. Su fundadora y directora, Susana Malón, ha sido nombrada Física de Excelencia por su trayectoria profesional en defensa del medio ambiente. 
          El Plan contempla la renovación de las instalaciones de alumbrado exterior del casco urbano de Miraflores de la Sierra, que cuentan con un número aproximado de 2.270 puntos de luz y 44 cuadros de alumbrado, previo análisis de la situación actual a partir de la auditoría realizada, lo que permitirá establecer el tipo e intensidad de alumbrado que requiere cada vía urbanaEl objetivo es reducir el consumo en casi un 70%, mejorar la calidad de la iluminación exterior, aumentar su eficiencia energética y minimizar la contaminación lumínica, adecuando las instalaciones a la legislación estatal vigente (RD1890/2008), aunque el plan es mucho más ambicioso al recoger los más modernos criterios de organismos internacionales, como la Fundación Starlight. El estudio consta de un mapa lumínico del casco urbano y de las urbanizaciones inmediatas, realizado a partir de mediciones tomadas a lo largo de cuatro noches con una unidad móvil dotada de tres sondas luxométricas y de un GPS integrado para georeferenciar los datos obtenidos. A partir de este mapa se establecerá una zonificación con los niveles de iluminación que debe tener cada calle según su tipología y su uso, considerando factores como la sobreiluminación producida por la reflexión en el suelo y las fachadas, y por supuesto teniendo muy en cuenta la seguridad y la sensación de bienestar del vecindario. Se establecerán zonas E de especial sensibilidad a la contaminación lumínica en aquellos lugares del municipio más necesitados de protección por su biodiversidad nocturna y por otros condicionantes de tipo cultural, como la posibilidad de contemplación del cielo nocturno. Para calibrar los resultados obtenidos en la disminución de la contaminación lumínica, el Ayuntamiento ha instalado dos pequeñas estaciones de medición en distintos puntos del término municipal.
          En lo referente a la eficiencia energética, se han realizado distintos análisis de las instalaciones de alumbrado existentes en la actualidad en relación al consumo, las horas de funcionamiento, los equipos de regulación, el número de puntos de luz y la potencia empleada, además de una estimación de los gases de efecto invernadero que se emiten y su proyección a largo plazo para una posterior comparación con los resultados logrados en el futuro.

Susana Malón, astrofísica de la consultora Lumínica Ambiental, durante la presentación del Plan de acción para la eficiencia energética y la eliminación de la contaminación lumínica del alumbrado público de Miraflores de la Sierra























Una de las imágenes de la presentación del Plan de acción de iluminación de Miraflores de la Sierra
Portada del Plan de acción de alumbrado público de Miraflores de la Sierra
Uno de los mapas lumínicos del Plan de acción de alumbrado público de Miraflores de la Sierra




















          
          Este plan de acción incluye las gestiones de la consultora Lumínica Ambiental para la solicitud de declaración de Miraflores de la Sierra como municipio Starlight, un sello de calidad avalado por la UNESCO y la Organización Mundial de Turismo que reconoce no sólo la calidad de los cielos nocturnos, sino también la lucha por recuperar este importante patrimonio ambiental, científico y cultural, que es lo que pretendemos hacer aquí. Es conocida la afición que tenía Vicente Aleixandre a contemplar el firmamento tumbado bajo las estrellas en los alrededores de la Fuente del Cura, un conocido paraje hoy ya incluido dentro del ámbito urbano del municipio, pero que linda con la zona periférica de protección del parque nacional y todavía conserva excepcionales valores naturales y paisajísticos, pese al descuido y abandono de décadas. Por ello, con motivo del cuarenta aniversario de la concesión del Premio Nobel al poeta, el Ayuntamiento va a iniciar su Plan de acción de alumbrado público adecuando la iluminación de este entorno para la contemplación del cielo nocturno, un poderoso argumento de índole cultural en el que también nos hemos apoyado para la rehabilitación del Álamo de Miraflores. Así recuperaremos en gran medida la posibilidad de gozar desde allí de un espectáculo que Aleixandre gustaba de contemplar todos los años, y que describió a su amigo y también poeta de la generación del 27 Gerardo Diego en una carta escrita en Miraflores y fechada el 11 de agosto de 1940, precisamente la mejor fecha para contemplar la lluvia de estrellas conocida como las Perseidas:

A este tremendo paisaje le soy muy deudor. Anchura, profundidad, capacidad de ensueño: todo esto está ofreciendo esta dilatadísima tierra al poeta que en pie la mira o que sobre ella se tiende. Y yo sé cuánto hay en mi poesía de este altísimo cielo desnudo, de estas noches tremendas en las que toda la inmensa bóveda velaba sobre mi cabeza...  

Vicente Aleixandre en la Fuente del Cura, su lugar favorito para contemplar el cielo nocturno en Miraflores de la Sierra 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena, querido Julio, y suerte en la excelente iniciativa. Ojalá recuperemos la noche. Un abrazo de Santiago

Enrique Hidalgo dijo...

Julio, mi felicitación más efusiva por ese proyecto. En algunos de mis paseos cerca de la noche por ciertos sitios, si cercanos a ciudades o pueblos importantes, siempre me ha asaltado cierta tristeza el gozar de ese paseo casi nocturno y sentir estropeado, por el reflejo lumínico del lugar cercano, ese andar entre el bosque y las estrellas.
Gran abrazo,
Enrique Hidalgo.

Anónimo dijo...

¡Se haga la noche! esperemos que la iniciativa cunda.